Interior1_foto

CUARTAS DE FORRO

En esta sección ofrecemos cuartas de forros interesantes para el estudio de la historia de la Compañía. El propósito es que los lectores entren en contacto con el “estado de la cuestión” –el “estado del arte” – en la investigación historiográfica contemporánea. Se dará preferencia a los libros existentes en la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero, para que los interesados puedan consultar las obras.

Invitamos a la comunidad académica y a los interesados en el tema a sugerir bibliografía que la Biblioteca no tenga a la fecha. Una comisión se encargará de evaluar la propuesta según la política de adquisiciones.

La idea es que nuestro acervo contenga la mayor cantidad de volúmenes posible, los cuales, por su interés, alimenten la futura investigación sobre la historia de la Compañía de Jesús en general, y en particular los temas relacionados con su restauración.

Las sugerencias se recibirán en la siguiente dirección electrónica:

2014restauracion.ibero@gmail.com


JULIO

Jorge Enrique Salcedo Martínez, S.J. Las vicisitudes de los jesuitas en Colombia. Hacia una historia de la Compañía de Jesús, 1844-1861.


““Este libro analiza la labor educativa y pastoral de los jesuitas en Colombia durante el siglo XIX. El regreso de los jesuitas a la nueva República en 1844 se convirtió en un tema político altamente polémico hasta 1884, cuando se autorizó su permanencia estable. Los jesuitas permanecieron en la nueva República entre 1844 a 1850, año en el que fueron expulsados por el Gobierno de José Hilario López. Más adelante el Gobierno de Mariano Ospina Rodríguez invitó a la Compañía a territorio colombiano. En 1861 fueron expulsados por Tomás Cipriano de Mosquera, quien los acusó de no haber pedido permiso al Gobierno para establecerse en el país. Estas dos estancias cortas (1844-1850 y 1858-1861) generaron un debate significativo entre los partidos Conservador y Liberal. El primer regreso de los jesuitas coincidió con la formación de estos dos partidos políticos y el debate sobre la separación de Iglesia y Estado. Una vez finalizada la Guerra de los Supremos, el gobierno aprobó una ley que permitió el retorno de la Compañía después de su expulsión en 1767. En esta historia de la Compañía de Jesús en Colombia en el siglo XIX el lector encontrará un recorrido minucioso por el proceso de restablecimiento de la orden y el contexto político, social y religioso en el que ello se dio, así como el impacto del retorno de los jesuitas a Colombia después de 77 años de ausencia.”

 

(Texto extraído de la cuarta de forro)

 


Gómez Rodeles

“Las misiones y los colegios fueron las instituciones centrales de la Compañía en el Antiguo Régimen. Si bien a las primeras la acomodatio les dio cierto carácter particular, los segundos fueron la piedra angular de la construcción de la identidad jesuita, como puede constatarse en la primera parte del libro, en la que se abordan distintos aspectos de la conformación de este complejo educativo.

En la segunda parte se da cuenta de cómo los colegios se convirtieron en los enclaves para el retorno de la Compañía durante el siglo xix, pero cómo también fueron el punto de fricción más claro entre las fuerzas Estado-Iglesia, ya que la educación se tornó uno de los espacios de discusión más severo en el mundo laico que se instauraba en Occidente. Por otra parte, a esta pugna entre lo laico y lo religioso habría que sumar una nueva dificultad que hizo de los colegios decimonónicos una institución casi inconmensurable con respecto a los de la Antigua Compañía, pues si algo distinguía a estos últimos era el funcionamiento bajo la norma única de la Ratio Studiorum, en tanto que, como el profesor Gómez Díez señala en uno de los capítulos, “[… ] el modelo educativo tradicional no es viable. La diversidad entre los países dificulta establecer el mismo tipo de colegio en todas partes”.

Como apéndice se presentan unos apuntes para una historia de las universidades de la Ausjal que nos ofrecen una visión sucinta pero abarcadora de las universidades de la Compañía de Jesús en el siglo XX.”

 

(Texto extraído de la cuarta de forro)

 

Portada-final

 


JULIO

Morgan, David. El Sagrado Corazón de Jesús. La evolución visual de una devoción, trad. Ander Gonrra Aguirre, Barcelona, Sans Solei Ediciones, 2013.


Gómez Rodeles

“Desde su origen en las visiones de mediados del siglo XVII de la monja francesa Margarita María Alacoque (1647- 90), hasta su uso actual en el culto, la devoción al Sagrado Corazón de Jesús ha sido motivo de fuertes controversias. Intensamente promovida por los directores espirituales jesuitas, envuelta en las polémicas de los escritores jansenistas, estrechamente asociada a movimientos políticos de la monarquía en Francia, y difundida por todo el mundo de la mano de la religiosa Sophie Barat en el siglo XIX, nos encontramos ante una práctica devocional que fue tomando forma a partir de la evolución de su cultura visual y de su iconografía.

Este volumen traza la biografía visual del Sagrado Corazón y muestra cómo las imágenes pueden explicar el singular desarrollo de esta devoción.”

 

(Texto extraído de la cuarta de forro)

 

Rivero Lira, Fernando. Las congregaciones marianas en la Nueva España. Siglos XVI-XVIII: movimiento laico jesuita, España, Editorial Académica Española, 2013.


Gómez Rodeles

“Las Congregaciones Marianas fueron formadas por el Sacerdote Belga Juan Lenus en el Colegio de Siracusa en el año 1560. El Papa Gregorio XIII dio la aprobación definitiva con la Bula Omnipotentis Dei el día 5 de diciembre de 1584. A partir de ahí se van a agregar a la Congregación de la Anunciata de Roma todas las Congregaciones dependientes de los Colegios Jesuitas de Europa, Asia, África, América y principalmente la Nueva España. Este libro trata la historia de las congregaciones Marianas desde su fundación hasta la supresión de la Compañía de Jesús en 1773. Este estudio contiene las bulas, los privilegios, los Papas que han pertenecido a este movimiento Jesuita a través de la historia de dicho movimiento.”

 

(Texto extraído de la cuarta de forro)

 

Valero Agundéz, Urbano, S.J. (ed.). Supresión y restauración de la Compañía de Jesús: documentos, Madrid, Universidad Pontificia Comillas, Editorial Sal Terrae, Ediciones Mensajero, 2014.


Gómez Rodeles

“La supresión y la restauración de la Compañía de Jesús han sido ya objeto de numerosos estudios históricos. Este libro pretende recoger algunos documentos de papas y prepósitos generales, ya editados en otros lugares (la mayor parte en latín), relacionados con estos acontecimientos, con la intención de facilitar su acceso en la celebración de esta Bicentenario de la Restauración.

Luminosos unos y tenebrosos otros, estos documentos ponen al descubierto a los principales actores visibles de los acontecimientos, y dejan entrever también a otros menos visibles o invisibles. Su lectura ayudará a dejarse afectar por los ejemplos de resistencia y perseverancia de las víctimas directas de las sucesivas expulsiones de sus países, de su peregrinar incierto por mar y tierra de su desamparo y de su total supresión final.

No menos admirable aparecerá la gradual reagrupación posterior de los escasos y maltrechos supervivientes y su generoso y audaz emprendimiento restaurador de la Compañía, en fidelidad aguerrida a sus orígenes, a su modo de proceder y a su historia.”

 

(Texto extraído de la cuarta de forro)

 

Fabián Rodríguez, Gerardo. Frontera Cautiverio y Devoción Mariana: Península Ibérica, finales del s. XVI -principios del s. XVII, Sevilla, Universidad de Sevilla, 2012.


Gómez Rodeles

“Esta obra analiza los discursos y prácticas religiosas reconstruidos a partir del corpus documental conservado en el Archivo del Real Monasterio de Guadalupe conocido como Los Milagros de Guadalupe, en particular los relatos referidos a la redención milagrosa de cautivos contenidos en los ocho primeros códices de la colección. Estos textos permiten identificar las creencias y prácticas religiosas de los siglos XV a XVII peninsulares y establecer posibles vinculaciones con los principales procesos políticos, sociales y culturales de dicha época. El autor estudia Los Milagros de Guadalupe en relación con otros textos provenientes de predicadores, frailes, tribunales inquisitoriales, panegiristas, poesía, teatro y tratados de diversa índole; subrayando la importancia del Tratado de la redención de cautivos para un tipo de estudios que permite la renovación del conocimiento relacionado con la historia de la vida religiosa, de la religiosidad y de la Iglesia. Estos textos permiten analizar la conformación del discurso cristiano y la ordenación de una devoción popular tan arraigada y significativa como es la devoción mariana de la baja Edad Media y la temprana modernidad.”

 

(Texto extraído de la cuarta de forro)

 


JUNIO

Comisión litúrgica de la Compañía de Jesús (dir.), Semblanzas espirituales de los santos y beatos de la Compañía de Jesús, Madrid, Eapsa, 1974.


Gómez Rodeles

“Estas ‘Semblanzas Espirituales’ intentan ofrecer unos textos breves que, facilitando la comprensión de los tiempos y circunstancias en que vivieron y trabajaron nuestros santos y beatos, nos lleven a una mejor apreciación del espíritu con que cada uno de ellos, abriéndose a la llamada del Señor, participó dinámicamente en el carisma ignaciano y vivió el ideal de la Compañía de Jesús. Por ello estas ‘Semblanzas’ intentan poner de relieve los rasgos más importantes de la personalidad de nuestros hermanos y procuran iluminar la más profunda aspiración de su vida de jesuitas y la trascendencia de su misión.

Estos breves ensayos –que tratan de introducir a los Nuestros en el espíritu de los santos jesuitas y ayudar a intuir, en cuanto esto es posible, el secreto de su vida– hacen comprender la actualidad de su testimonio, de su mensaje espiritual-apostólico y el aspecto más característico de su ejemplo.

Han sido escritos por Padres de diversas naciones y diferentes culturas. Somos conscientes de la falta de uniformidad. Creemos que esta falta más que un defecto puede ser una ventaja: en la variedad resalta mejor la vitalidad de la Compañía difundida por todo el mundo. Por otra parte, las figuras mismas de nuestros Santos y Beatos son diferentes no sólo por la diversidad de vida sino también por la pluralidad de la acción de Dios en ellos que desarrolla el tema común de la vocación a la Compañía en nuevas tonalidades.”

 

(Texto extraído de: Comisión litúrgica de la Compañía de Jesús (dir.), Semblanzas espirituales de los santos y beatos de la Compañía de Jesús, Madrid, Eapsa, 1974, p. 5.)

 

Leal, Juan, S.J. Santos y beatos de la Compañía de Jesús, Santander, Sal Terrae, 1950.


Gómez Rodeles

“Con el deseo de difundir más y más el conocimiento de la santidad heróica que florece en el jardín de la Compañía de Jesús y, accediendo al ruego de muchos devotos, hemos entresacado de nuestro “Año Cristiano” (Cádiz- Madrid, 1946) todos los Santos y Beatos Jesuitas para publicarlos en un folleto aparte. En cuatro siglos de existencia cuenta la Compañía con una verdadera floración de héroes de la santidad. 26 Santos canonizados, 138 Beatos y unos 160 Venerables o Siervos de Dios, cuyas causas de Beatificación se tramitan en la actualidad.

Estas son las estrellas de primera magnitud. Las más cercanas a nosotros, y por eso las más visibles. Hay otras muchas y de diversas magnitudes, escondidas a los ojos humanos y que un día veremos en el altar de la Gloria.”

 

(Texto extraído de: Leal, Juan, S.J. Santos y beatos de la Compañía de Jesús, Santander, Sal Terrae, 1950, p. 5.)

 

Gaviña, Ramón, S.J. La santidad en la Compañía de Jesús. Con ocasión del IV centenario de su confirmación, Bilbao, Editorial Vizcaína, 1940.


Gómez Rodeles

“Nacida la Compañía de Jesús en 1534, cuando hacía ya siglos, que florecía la santidad entre hijos de San Basilio, de San Agustín, de San Benito, de San Bernardo, de Santo Domingo y de otros, podíamos preguntar si ella también ha servido a Dios Nuestro Señor en espíritu y en verdad, ofreciéndole flores y frutos de santidad. La primera respuesta nos la dan los Santos y Beatos, que la Iglesia ha elevado solemnemente al honor de los altares, sacándoles de entre los religiosos de la Compañía.

Desde el primero, el Beato Pedro Fabro, muerto en 1546, hasta el último, San Andrés Bobola, la Iglesia ha inscrito en el catálogo de los Santos y los Beatos a 165 Jesuitas: 24 Santos y 141 Beatos. Proporción muy grande en estos siglos, en que se llevan con tanto rigor y lentitud las investigaciones que preceden a la sentencia pontificia. Si recorremos brevemente la lista, veremos que predomina en ella el martirio: 17, entre los Santos y Beatos, son Confesores. Todos los demás han derramado su sangre por la fé: 36 en el Japón, 40 en las aguas del Atlántico, 1 en Polonia, 7 en la India, 27 en Inglaterra y Escocia, 2 en Hungría, 25 en Francia, 8 en el Canadá.”

 

(Texto extraído de: Gaviña, Ramón, S.J. La santidad en la Compañía de Jesús. Con ocasión del IV centenario de su confirmación, Bilbao, Editorial Vizcaína, 1940, pp. 5- 6.)

 

Bernal L., Antonio J., S.J. Santos y beatos de la Compañía de Jesús. Pequeñas biografías de los 48 santos jesuitas canonizados y de los 147 beatos jesuitas elevados al honor de altares, Medellín, Editorial Fundación Ciudad Don Bosco, 2001..


Gómez Rodeles

“Y esta ha sido mi idea – fuerza que ha guiado mi amable recuerdo y mi pensamiento desde hace muchos días. He pensado que para agradecer a Dios, a mi familia, a los Jesuitas, amigos, condiscípulos, bienhechores, alumnos, parientes, profesores, el beneficio inmenso de mi vocación, mis 50 años de vida sacerdotal, valía la pena hacer el esfuerzo de preparar este limitado perfil de la vida de los 48 santos jesuitas canonizados por la Iglesia y de los 147 jesuitas beatificados, cuya causa de canonización continúa. Sus vidas podrán ser estímulo eficaz y elevado, para que el Señor Jesús ilumine a muchos jóvenes, para comenzar, continuar y concluir una vocación de servicio exigente, de privaciones, de obligaciones de trabajo silencioso, abnegado, desinteresado, pero lleno de méritos al servicio de la Iglesia, del capitán Jesús y de los más necesitados.”

 

(Texto extraído de: Bernal L., Antonio J., S.J. Santos y beatos de la Compañía de Jesús. Pequeñas biografías de los 48 santos jesuitas canonizados y de los 147 beatos jesuitas elevados al honor de altares, Medellín, Editorial Fundación Ciudad Don Bosco, 2001, p. XI.)

 


MAYO

Gómez Rodeles, Cecilio, S.J. Historia de la publicación “Monumenta Historica Societatis Jesu”, Madrid, Imprenta del Asilo de Huérfanos del Sagrado Corazón, 1913.


Gómez Rodeles

“Y tanto es más conveniente descubrir los orígenes y vicisitudes de Monumenta, cuanto que esta publicación es obra de tres provincias de España de la Compañía de Jesús, y no de algunos pocos Padres de ella. En su realización han desplegado los Superiores ánimo impertérrito, que no se arredra por grandes dificultades, amor entrañable a la Compañía de Jesús, proclamando sus títulos de gloria á costa de penosos sacrificios, y, finalmente, vivos deseos de cooperar eficazmente al conocimiento de la verdad histórica…”

 

(Texto extraído de: Gómez Rodeles, Cecilio, S.J. Historia de la publicación “Monumenta Historica Societatis Jesu”, Madrid, Imprenta del Asilo de Huérfanos del Sagrado Corazón, 1913, p. 7.)

 

Heinen, Adolfo, S.J. Entre los pieles rojas del Canadá: Historia de la Misión de los Hurones y sus misioneros, los ocho santos Mártires Canadienses de la Compañía de Jesús, tr. Daniel Ruiz S.J., Madrid, Apostolado de la Prensa, 1932.


Entre Pieles Rojas

“La obrita que hoy ofrecemos al público pretende dar a conocer por vez primera a los lectores alemanes la vida, algo más amplificada, de los ocho mártires (ya que con motivo de la beatificación sólo se publicó un opúsculo titulado ‘Um blutige Palmen’). Nuestra narración se inspira principalmente en fuentes de primera mano, como son las relaciones anuales y cartas de los mismos misioneros.”

 

(Texto extraído de Heinen, Adolfo, S.J. Entre los pieles rojas del Canadá: Historia de la Misión de los Hurones y sus misioneros, los ocho santos Mártires Canadienses de la Compañía de Jesús, tr. Daniel Ruiz S.J., Madrid, Apostolado de la Prensa, 1932, p. 6.)

Astrain, Antonio. Historia de la Compañía de Jesús en la Asistencia de España, t. I, Madrid, Administración de Razón y Fe, 1918.


Entre Pieles Rojas

“La historia de la Compañía de Jesús, si se considera el tiempo, se presenta naturalmente dividida en dos miembros principales. El primero comprende los dos siglos largos que corrieron desde que San Ignacio fundó nuestra Orden hasta que Clemente XIV la suprimió. El segundo encierra el tiempo transcurrido desde la restauración de la Compañía por Pío VII hasta nuestros días.”

 

(Texto extraído de: Astrain, Antonio. Historia de la Compañía de Jesús en la Asistencia de España, t. I, Madrid, Administración de Razón y Fe, 1918, p. VII.)

S. A., Los jesuitas en México ó memorias para servir a la historia del restablecimiento, destrucción y otros sucesos relativos a la Compañía de Jesús, en la República Mexicana desde la 1816 hasta la fecha, México, Imprenta de Juan R. Navarro, 1850.


Entre Pieles Rojas

“Si el 25 de Junio de 1767 fué un dia de luto para los mexicanos por la publicacion del decreto de expulsion de los Jesuitas, dictado por el rey Cárlos III, é intimado en las diversas casas que poseia la Compañía en la antigua Nueva España; y si en este infausto dia se insultó su dolor con el lenguaje duro é irritante de que se usó para hacerles saber esta providencia, de que habian nacido para obedecer y callar; el 4 de Septiembre de 1815 fué de un sumo placer para los mismos, así por haberse publicado el de Fernando VII, que derogaba la pragmatica sancion de su augusto abuelo…”

 

(Texto extraído de: S. A., Los jesuitas en México ó memorias para servir a la historia del restablecimiento, destrucción y otros sucesos relativos a la Compañía de Jesús, en la República Mexicana desde la 1816 hasta la fecha, México, Imprenta de Juan R. Navarro, 1850, p. 3.)


Oct

Otaño, Nemesio. Marcha de San Ignacio de Loyola : para coro popular y coro mixto a seis voces con acompañamiento de órgano y piano sobre la melodía popularizada / compuesta para la conmemoración del primer centenario de la restauración de la Compañia de Jesús, España, Ed. Música Sacro Hispana, 1914.


Marcha San Ignacio

Al celebrarse el primer Centenario del restablecimiento de la Compañía de Jesús (7 de Agosto de 1914), varios Superiores y amigos me indicaron que compusiera para esta conmemoración alguna obra musical en forma de Cantata o Himno.
Pensando mucho en ello, me decidí por fin a ser consecuente con mis inclinaciones, a apoyarme en algo popular, para elevarlo o transformarlo. Desde luego se me puso delante la tan conocida Marcha de San ignacio de Loyola, con todas sus vulgares fórmulas de plena decadencia artística (primera mitad del siglo XIX), con todas sus progresiones melódicas tan malas como la letra que a toda prisa trituran, con todas sus pretenciones de Himno o Marcha, sin ser nada de esto, ni por lo tradicional, ni por las características internas o externas del género. De popular nada hay en esta Marcha; ninguna de sus fórmulas son tradicionales; pertenecen de lleno al italianismo barroco que en aquel tiempo invadió toda nuestra música, como el churriguerismo todo el arte de nuestros templos y monumentos.

 

(Texto extraído de: Otaño, Nemesio. Marcha de San Ignacio de Loyola : para coro popular y coro mixto a seis voces con acompañamiento de órgano y piano sobre la melodía popularizada / compuesta para la conmemoración del primer centenario de la restauración de la Compañia de Jesús, España, Ed. Música Sacro Hispana, 1914.)

Raggi Cantero, Sebastián P. La compañía de Jesús y sus alumnos al terminar el primer siglo de su restablecimiento, España, Ed. Gustavo Gili, 1913.


Compañia de Jesus y sus alumnos

No es el fin de este modesto opúsculo, lector amigo, dar un epítome de la historia de la Compañía de Jesús desde que Pío VII la restableció en todo el mundo en 1814 hasta nuestros días. Tampoco se propone reseñar las fatigas de nuestros PP. Durante un siglo de azares y trastornos en ese nobilísimo ministerio de la enseñanza, uno de los muchos que ellos según su Instituto santamente ejercen a mayor gloria de dios. Ni siquiera aspira a dar a conocer con exactitud el estado floreciente o acaso menos ventajoso de sus colegios y centros docentes al terminar felizmente el primer siglo del restablecimiento de la Compañía. No; otras plumas mejor cortadas y más autorizadas que la nuestra llevarán al cabo muy pronto esas gloriosas empresas. Nuestro sencillo intento es tan solo facilitar con algunos datos y etadísticas y trabajos que de esos mismos hombres que se ocupan hoy en la Historia de la Compañía, y al mismo tiempo dar alguna idea de los afanes de nuestros PP. en pro de la cándida niñez, flor de la Humanidad, con este opusculito, que a semejanza de los chiquillos, se cuela por todas partes, y pronto podrá estar al alcance de todos, dando a conocer a todos ese apostolados santo, mayormente a nuestros Hermanos jóvenes, que en el Noviciado y demás casas de formación, y acaso en el mismo Magisterio, atareado cada uno con su clase o brigada, no pueden enterarse de lo que hacen en el mismo ministerio sus Hermanos de otras partes.

 

(Texto extraído de: Raggi Cantero, Sebastián P. La compañía de Jesús y sus alumnos al terminar el primer siglo de su restablecimiento, España, Ed. Gustavo Gili, 1913, p. 3.)

S.S El papa Pío VII. El primer centenario de la restauración de la Compañía de Jesús en todo el orbe,1914.


Primer Centenario

La dirección y redacción de ESTUDIOS creerían defraudar a sus lectores si no dedicasen este número íntegro a la narración de los festejos con que los ex alumnos de la Compañía de Jesús en la República Argentina se han apresurado a manifestar su gratitud a los que fueron sus maestros, acompañándolos en estos momentos de tan legítima satisfacción para ellos.
Por otra parte, nada, en nuestra opinión, más oportuno, ni más grato quizás a nuestros lectores, ni ciertamente de mayor consuelo para nuestros amigos, que el dar comienzo con el mismo documento pontificio, cuyo glorioso centenario conmemoramos.

 

(Texto extraído de: S.S El papa Pío VII. El primer centenario de la restauración de la Compañía de Jesús en todo el orbe, 1914, p. 166)


SEPT

McKevitt ,Gerald. Brokers of Culture Italian Jesuits in the American West, 1848-1919, Estados Unidos de Norteamérica, Stanford University Press, 2010.


Brokers

Brokers of Culture examines the interactions among multiple ethnic groups in the American West and a group of nearly four hundred Italian Jesuits who emigrated to the United States after 1848 in the wake of the Italian unification movement. The first wave of exiles taught in Jesuit colleges on the East Coast, where they played a major role in reforming American seminary education. From their eastern base, the dispersed clerics moved to the frontier, shaping the evolution of culture in eleven western states. The Jesuits’ most powerful source of influence was their western colleges, which adhered to educational traditions brought from Europe while simultaneously meeting the needs of an ethnically mixed and mobile frontier population.

 

(Texto extraído de http://www.sup.org/book.cgi?id=9239)

Peterson, Jacqueline. Sacred Encounters: Father De Smet and the Indians of the Rocky Mountain West, Estados Unidos de Norteamérica, University of Oklahoma Press; first edition (November 15, 1993).


SACREDMARZO

For nearly 350 years after Columbus’s landing, the remote Northern Rocky mountain homeland of the Flathead and Coeur d’Alene tribes remained a safe haven, virtually unmapped and unexplored by whites. But heralded by Indian prophecies and a request for missionaries, in 1841, the Belgian-born Jesuit Pierre-Jean De Smet arrived among the Flathead, or Salish, in western Montana. His dream of founding an empire of Christian Indians sparked instead a confrontation and dialogue between two sacred worlds: an invasion of the heart.

 

(Texto extraído de target=”_blank”>http://www.amazon.com/Sacred-Encounters-Father-Indians-Mountain/dp/0806125764)

C. Carriker, Robert. Father Peter John De Smet: Jesuit in the West, Estados Unidos de Norteamérica, University of Oklahoma Press (September 15, 1998).


FATHERPETER

In this biography, Robert Carriker describes De Smet’s love for the great American West and the native tribes who lived there, the Potawatomis, Flatheads, Coeur d’Alenes, Kalispels, Blackfeet, Yankton Sioux, and others to whom the Jesuit father carried Christianity. Soon the man called Black Robe became known throughout the mountains and plains as a man of peace and a friend of all Indians. Yet this book looks at De Smet as more than a mere courier of Christianity to the western tribes and an establisher of missions among the Indians. De Smet was also a fund raiser extraordinary for his order on both sides of the Atlantic Ocean as well as a writer of travel books read avidly by Catholics and non-Catholics alike. With the nearly quarter of a million nineteenth-century dollars he raised in his lifetime, and with the addition of his own family’s funds, De Smet kept the Jesuits’ underfunded western Indian missions alive. Deeply sensitive to criticism by his fellow Jesuits, De Smet did not always enjoy community living. He felt most at home on the frontier, where he maintained his reputation as an affable companion on the trail, whether seated in a canoe or astride a mule, until his death in 1873.

(Texto extraído de http://books.google.com.mx/books/about/Father_Peter_John_de_Smet.html?id=P2WZz5efohsC&redir_esc=y)

Rappagliosi, Philip, Letters from the Rocky Mountain Indian Missions, University of Nebraska Press, (December 1, 2003).


INDIANMISSIONSLetters from the Rocky Mountain Indian Missions reveals the life of an Italian Jesuit as he worked at three missions in the northern Rocky Mountains from 1874 to 1878. Meticulously translated and carefully annotated, the letters of Father Philip Rappagliosi (1841–78) are a rare and rich source of information about the daily lives, customs, and beliefs of the many Native peoples that he came into contact with: Nez Perces, Kootenais, Salish Flatheads, Coeur d’Alenes, Pend d’Oreilles, Blackfeet, and Canadian Métis. These never-before-translated letters reveal the shifting, sometimes volatile relationship between the missionaries and the Native Americans and also provide a window into the complex lives of the Jesuits.

After requesting to work among the Native peoples of the American West, Rappagliosi arrived at Saint Mary’s Mission in the Bitterroot Valley of Montana in 1874, where he spent much time among already converted members of the Salish Flathead Nation. The energetic Rappagliosi journeyed next to Canada to visit some Kootenai Indian bands and then was reassigned to Saint Ignatius Mission, where he interacted with the Upper Pend d’Oreilles Indians. Rappagliosi’s final and most difficult assignment was at Saint Peter’s Mission among the Blackfeet in Montana, who were not converts. There he became embroiled in disputes with a controversial former Oblate priest, and foul play was suspected in his death at the age of thirty-seven.

(Texto extraído de http://www.amazon.com/Letters-Rocky-Mountain-Indian-Missions/dp/080323953X/ref=sr_1_100?s=books&ie=UTF8&qid=1394076631&sr=1-100&keywords=jesuit+missions)


SEPT

Introducción

A continuación, les presentamos textos de algunos autores que pertenecen a nuestra Colección del bicentenario.

Sabina Pavone, Una strana alleanza. La Compagnia di Gesù in Russia dal 1772 al 1820


de los colegios a las unversidades

La vicenda della Compagnia di Gesù in Russia all’indomani della soppressione ufficiale dell’ordine, avvenuta nel 1773, rappresenta un capitolo poco noto, ma straordinariamente affascinante, nella storia del XVIII secolo. L’esistenza di una comunità gesuitica nell’impero degli zar divenne il simbolo per i contemporanei di un’inaudita ma decisa ribellione alla stessa sovranità pontificia, assumendo un valore paradigmatico per i gesuiti che l’usarono come arma di propaganda in vista di una restaurazione dell’ordine. Attraverso un ampio scavo di nuove fonti archivistiche e memorialistiche dell’epoca, l’autrice analizza le strategie di sopravvivenza messe in atto dai gesuiti e l’influenza che la loro opera ebbe all’interno di un impero che pure era di religione cristiano-ortodossa. Il libro fa luce sia sulle tappe che portarono l’ordine dall’essere definito “ribelle” dalla Curia al riconoscimento pontificio, sia sulle motivazioni che spinsero Caterina II, e gli zar suoi successori, a sostenere la Compagnia contro il volere della Chiesa di Roma.

(Texto extraído de http://www.amazon.it/strana-alleanza-Compagnia-Ges%C3%B9-Russia/dp/887088581X)

Sabina Pavone, Le astuzie dei gesuiti. Le false Istruzioni segrete della Compagnia di Gesù e la polemica antigesuita nei secoli XVII e XVIII


de los colegios a las unversidades

Fondata da Ignazio di Lodola nel 1534, la Compagnia di Gesù conobbe, sin dai suoi esordi, una prepotente espansione superiore ad ogni aspettativa, divenendo ben presto oggetto di invidie e attacchi polemici, grazie ai quali si formò nel tempo il mito negativo del gesuita “avido” e “bugiardo”, intento a brigare per la conquista del potere. Vera e propria “perla” di tale campagna denigratoria sono i Monita privata Societatis Jesu, libello apocrifo apparso in Polonia nel primo Seicento, che si pretendeva contenesse le vere ‘Istituzioni segrete della compagnia di Gesù’. Scritto in realtà dall’ex gesuita Hieronim Zahorowski, l’opuscolo attaccava la compagnia con raffinata e subdola ambiguità: non ne denunciava gli errori, ma si proponeva come un documento interno all’Ordine – fortunosamente ritrovato in circostanze rocambolesche – che svelava le tattiche messe in atto dai padri per conseguire il controllo politico ed economico del mondo. A nulla valsero le appassionate difese degli illustri gesuiti scesi in campo contro i Monita, né servì che la congregazione dell’Indice li dichiarasse un falso: le edizioni si moltiplicarono in ogni parte d’Europa (ma anche in Brasile e in Messico) per secoli, fino ai nostri giorni. Come scrive Adriano Prosperi nella Presentazione, Sabina Pavone offre «un resoconto nitido e aggiornato, verificato sulle fonti di prima mano», dell’intera vicenda e dei suoi protagonisti, dedicando particolare – e doverosa – attenzione all’aspetto forse più affascinante della vicenda stessa: le ragioni del clamoroso successo di un falso conclamato, eppure pervicacemente difeso e spacciato per vero.

(Texto extraído de http://www.aseq.it/le-astuzie-dei-gesuiti.html)

Sabina Pavone, I gesuiti. Dalle origini alla soppressione 1540-1773


de los colegios a las unversidades

Esaltata e ricercata per le sue qualità religiose e intellettuali; temuta per la sua intraprendenza; accusata di tramare per la conquista del mondo, la Compagnia di Gesù è tra le espressioni più importanti di quel rinnovamento della Chiesa cattolica che nel Cinquecento seguì la crisi provocata dalla riforma protestante e che portò alla nascita di numerosi ordini religiosi. Espressione della forte personalità di Ignazio di Loyola, seppe interpretare al meglio le esigenze della società di antico regime impegnandosi nei campi più disparati, da quello educativo a quello missionario a quello spirituale, mantenendo d’altra parte uno stretto legame con il potere politico.

(Texto extraído de http://www.ibs.it/code/9788842074205/pavone-sabina/gesuiti-dalle-origini.html)

 

Niccoló Guasti Lotta politica e riforme all’inizio del regno di Carlo III. Campomanes e l’espulsione dei gesuiti dalla monarchia spagnola (1759-1768)


de los colegios a las unversidades

L’espulsione dei gesuiti dalla monarchia spagnola, decretata da Carlo III nell’aprile del 1767, rappresenta un evidente spartiacque nella storia europea: nel contesto spagnolo la cacciata dell’Ordine di Sant’Ignazio fu l’ultimo approdo di un lungo e aspro conflitto politico che contrappose un gruppo di funzionari di orientamento riformatore, a cui il sovrano aveva demandato il governo della monarchia, ad un vasto ed eterogeneo fronte contrario al rinnovamento della società iberica; in ambito europeo, l’esilio del ramo spagnolo rappresentò una fondamentale tappa di avvicinamento alla soppressione canonica dell’intera Compagnia di Gesù. Il volume intende illustrare questo snodo centrale del Settecento riformatore alla luce delle dinamiche politiche precipue della Spagna di Carlo III e dei dibattiti europei coevi.

(Texto extraído de http://www.lafeltrinelli.it/products/9788860550507/Lotta_politica_e_riforme_all%27inizio_del_Regno_di_Carlo_III/Niccolo_Guasti.html)


a href=”http://www.restauracionsj.ibero.mx/wp-content/uploads/2014/01/enero2014.jpg”>DIC

Introducción

Los siguientes volúmenes, interesantes fuentes documentales, pueden ser consultados en la biblioteca Francisco Xavier Clavigero (Colección Eusebio Kino), en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Ignacio Arbide, Los Manantiales de la Difamación Antijesuítica Brill, 2013.


de los colegios a las unversidades

Manantiales de la difamación antijesuítica” hemos titulado esta obrita, porque la calumnia contra la ínclita COMPAÑÍA DE JESÚS corre estos días a caño libre, por los arcaduces de la pasión y la difamación.
No se crea, sin embargo, que lo que corre es agua fresca. Casi todas las calumnias son repetición de y copia servil de la que se propalaron hace siglos por los enemigos de la
COMPAÑÍA. Nos convine, pues, conocer aquellos manantiales originarios. Ellos cesaron de brotar pero dieron ocasión a que se formara una inmensa charca cenagosa, donde fermentó y pululó el microbio envenenado que va llevando por doquiera el virus de la calumnia y de la difamación. De esta charca es el agua que hoy corre, estancada y corrompida…”

(Nota textual extraída de: Ignacio Arbide, Los Manantiales de la Difamación Antijesuítica, Barcelona, 1933.)

Enrique Benitez de Aldama, La Leyenda Negra Antijesuita. Cuatro Siglos bajo la Calumnia


de los colegios a las unversidades

“Durante muchos años, al pasar frente a una casa de jesuitas, he bajado la cabeza y he apresurado nervioso el paso. Temí leer en el frontispicio, grabada con caracteres ardientes, la leyenda (fruto de la ignorancia o maledicencia) de una tragedia que no se desarrolla allá adentro

LLEGAN SIN CONOCERSE,

VIVEN SIN AMARSE,

MUEREN SIN LLORARSE.

En mi alma sentía tirones de compasión por esos hombres que tienen a los jesuitas como movidos por obediencia cadavérica e infrahumanizados por ferrado ascetismo…”

(Nota textual extraída de: Enrique Benitez de Aldama, La Leyenda Negra Antijesuita. Cuatro Siglos bajo la Calumnia, Buenos Aires, Ed. Difusión, 1941.)